Familia: Mediación, Orientación y Asesoría

Entrevistas de Mediación, Apoyo y Orientación a padres, madres, hijos e hijas para abordar y mejorar las relaciones de dificultad que se viven en la familia.

9a023c35-c5f0-4769-bb16-acee2b57c1e1

Pedir cita: 662458049  o en contigorienta@gmail.com 

Mediación, apoyo y atención a las familias dentro de la realidad que estén viviendo. Ya sea relativa a la convivencia, como al proceso educativo con los hijos.

Favorecer la convivencia familiar e impulsar los mecanismos necesarios para que cada uno de sus miembros puedan alcanzar, calidad y prosperidad en su vida.

A lo largo de la vida vamos descubriendo resistencias que no nos permiten tener una vida fácil, fluida y por tanto los avances son costosos y en ocasiones creemos imposibles de alcanzar. Podemos cambiar la percepción de estos asuntos y mirarlos como “necesarios” para llegar donde estamos e impulsarnos hacia lo que está por llegar.

La Orientación que ofrecemos es un tiempo para escuchar y compartir  así como para ofrecer imágenes de solución que permitan creer en las posibilidades y  un futuro exitoso para todos.

La Mediación familiar para facilitar la vida cotidiana, para tomar decisiones constructivas en las crisis de convivencia,  en la pareja, con los hijos e hijas. Poder mirar con perspectiva y apostar por lo que realmente importa.

A veces necesitamos a una tercera persona-profesional que nos escucha y ayuda a reorganizar nuestra vida, a invitarnos a mirar la realidad desde otros puntos de vista. Sin dramatismos, sin prisas, ni angustias.

Los resultados que se derivan del uso de la mediación producen efectos
positivos, como la mejora de la comunicación entre los miembros de la
familia, disminuyen los conflictos entre las partes, dan lugar a
acuerdos amistosos, aseguran la continuidad de las relaciones
intrafamiliares, se reducen los costes económicos y sociales y el tiempo
necesario para la resolución de los conflicto se reduce.

Como herramienta para el análisis, elaboración y alternativas de respuestas utilizaremos, entre otros, el modelo sistémico de intervención social.

Esta forma de trabajar amplía la mirada y el contexto que va más allá de lo que se observa a simple vista. Aporta elementos suficientes para analizar cada situación y orientar las diferentes acciones educativas.

Y además:

Describir el contexto donde se desarrolla e interacciona la familia.

A partir de ahí descubrir el lugar y la función que en estos momentos están ocupando cada miembro de la familia: vínculos, fidelidades, exclusiones, valores… Y también la función que ejercen los problemas y dificultades actuales. ¿Para qué nos sirve todo esto?

Cómo cada familia necesita mantener “el equilibrio suficiente” que les permita sobrevivir. Cómo dar el paso de la supervivencia a la vida.

Descubrir como cada acto de un miembro de la familia afecta al resto. La implicación y compromiso del sistema familiar es necesario para que este alcance las metas propuestas al precio que sea. Una vez que se descubre esto se puede dar el siguiente paso, el que conduce a la responsabilidad y satisfacción de vivir la propia vida.

Anuncios